//
you're reading...
Varios

Buscando el éxtasis sexual donde no podemos hallarlo

“La enfermedad mental es el resultado de una perturbación de nuestra capacidad natural para amar” (Wilhem Reich)

Estamos hechos para alcanzar el éxtasis sexual. La tradición tántrica sabe desde hace miles de años que nuestro sistema nervioso está capacitado para llevarnos a estados de gozo y de placer extático que ni podemos imaginarnos. Estamos hechos para alcanzarlo y, por tanto, no debemos renunciar a alcanzarlo. Ahora bien, ¿qué es exactamente el éxtasis sexual? Desde luego, no lo que cree la mayoría de la gente. Así lo demuestran los últimos avances científicos sobre cerebro y psico-fisiología.

El éxtasis sexual no es una mera búsqueda hedonística, un mero buscar el placer por el placer, a cualquier precio. Cuando miro a mi alrededor y veo el sida, los embarazos de menores, la publicidad donde aparecen niñas maquilladas como mujeres, gente que toma drogas y pastillas en muchos casos sintéticas (que por cierto dañas las neuronas del cerebro), la pornografía infantil y el snuff, no me cabe duda de que nuestra sexualidad está enferma, pero que muy enferma.

Estoy convencida de que muchas de las perversiones que se realizan en nombre del placer y de los efectos negativos que genera una mal entendida libertad sexual no son sino manifestaciones de las inhibiciones, represiones y prohibiciones a nivel mental, emocional y corporal.

No en vano, el psiquiatra Wilhem Reich ha demostrado que, a lo largo de la vida, creamos una serie de corazas que nos impiden disfrutar con plenitud. Y cuando digo corazas no hablo en sentido metafórico, sino de bloqueos bioenergéticos corporales que impiden que la energía fluya por nuestro cuerpo de forma fluida y natural.

Estos bloqueos energéticos generalmente se producen porque reprimimos nuestra forma de amar, porque nos han educado en una serie de creencias que nos hacen sentir mal con nosotros mismos si no nos plegamos a ellas. Por ejemplo, conozco muchas mujeres que no se atreven a pedir determinadas cosas en la cama porque temen que sus maridos les tachen de putas.

Para encajar en lo que se espera de uno o para “gustar” al otro tengo que restringir o disociar, reprimir o esconder alguna parte de mí, o sea, tengo que cortar el flujo de mi contacto conmigo misma. Cuando pierdo este contacto conmigo, mi comunicación con el otro se ve afectada a algún nivel, sea este el emocional, el mental-verbal o el corporal-energético (gestual, movimiento, acción, etc.). Por tanto, no puedo transmitir todo lo que soy y no disfruto. Y al no poder disfrutar del sexo con naturalidad, lo busquemos de forma perversa, artificial, volviéndonos adictos a las sensaciones fuertes e incapaces de alcanzar el verdadero éxtasis sexual.

EL ÉXTASIS COMO UNIÓN GOZOSA

El verdadero éxtasis sexual llega, por tanto, cuando abrimos el corazón y nos entregamos totalmente a la otra persona. Porque en el fondo todos anhelamos SENTIR, AMAR y ENTREGARNOS LIBRE Y TOTALMENTE EN EL ABRAZO DONDE NOS FUNDIMOS Y NOS CONVERTIMOS EN UNO EN EL MOMENTO DEL ORGASMO AMOROSO

Es decir, el sexo no puede desvincularse de lo afectivo, de lo emocional, so pena de perder su sentido. De hecho, Reich mostró también cómo las enfermedades mentales eran el resultado de las perturbaciones aparecidas en la capacidad natural de amar

El verdadero éxtasis sexual sólo es posible si hay confianza para mostrarnos como somos, y ésta sólo es posible a través de una comunicación íntima, profunda y respetuosa. Muchas de nuestras insatisfacciones en este terreno son debidas a una pobre comunicación con el otro de nuestros pensamientos, nuestras sensaciones, emociones, fantasías, etc., sean éstas agradables o desagradables. El miedo a hacer daño y a no gustar o no estar a la altura son muy acentuados en la sexualidad. También la vergüenza de expresar según qué impulso es muy generalizada. Debido a todo esto terminamos muchas veces convirtiendo el acto sexual, que en teoría tendría que ser el acto más placentero y más creativo, en el acto más aburrido o más perverso, porque estamos limitados por “lo que se espera de alguien como yo”.

Si nos liberamos de nuestras inhibiciones, perversiones y prohibiciones a nivel corporal, mental y emocional, veremos que el éxtasis se depura y refina para convertirse en un soporte, no sólo para la alegría, sino también para nuestra salud y nuestra evolución espiritual.

Si quieres abrir esta puerta te invito a contactar conmigo y emprender un trabajo holístico que abarca lo siguiente:

1. Área verbal-cognitiva que incluye compartir todo lo que pensamos sobre el tema de la sexualidad y la intimidad con el fin de aclarar la influencia socio-cultural sobre nuestras preferencias y aclarar las confusiones conceptuales entre sexualidad y genitalidad, sensualidad y sexualidad y sexualidad y afecto.

2. Área corporal-energética en la cual trabajaremos con el cuerpo y sus bloqueos para liberarlo en su expresión y su energía, dado que el cuerpo es el vehículo a través del cual sentimos, comunicamos, compartimos y gozamos.

3. Área emocional en la que trabajaremos con las dificultades emocionales de cada participante para poder concienciar las inhibiciones, vergüenzas y prohibiciones que han reducido nuestra capacidad de sentir e inhibido la capacidad de incrementar y sostener el placer.Mujeres en la escuela de cultura corporal socialista “Adolf Koch” que se inspiró en las ideas de Reich. Fotografía: Mel Gordon ColecciónMujeres en la escuela de cultura corporal socialista “Adolf Koch” que se inspiró en las ideas de Reich. Fotografía: Mel Gordon Colección

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Acerca de mujerconpoder

Soy una Egipcia loca que revolucionó su entorno diciendo No a todo lo que le imponía la cultura y la religión a una mujer en el mundo Arabe desde la edad de 17 años. A los 33 años se marchó y aterrizó en Barcelona sin conocer a nadie, sin conocer el idioma y sin saber qué iba a pasar en su vida. Se buscaba a si misma tirándose al vacío. Se encontró en sus variadas facetas internas y externas. Consiguió éxito profesional, dinero y seguridad y volvió a dejarlo todo para encontrar el amor. Después de encontrarlo vuelve al arena profesional y ahora su gran reto es crearse hueco en internet con sus cursos y productos.

Comentarios

2 comentarios en “Buscando el éxtasis sexual donde no podemos hallarlo

  1. Hola linda!!

    Soy Nuria, de Mujer Taruk (http://mujertaruk.wordpress.com). Te escribo porque te he nominado al Premio Dardos, es un premio honorífico que se da entre blogueros y que reconoce “valores personales, culturales, éticos y literarios que son transmitidos de una forma creativa y original mediante la escritura”. Es una especie de cadena de favores entre blogueros y es una forma de darse a conocer a más gente. La verdad es que llevo ya algún tiempo siguiendo tu blog y me siento muy inspirada por tu forma de escribir, Mujer Taruk también aboga por una feminidad más consciente y empoderada:) Además, me gusta mucho el diseño de tu web, las fotografías que pones, etc… Por todo ello, me parece que eres merecedora de este reconocimiento. Si quieres aceptar el premio, pásate por mi blog, ahí encontrarás las instrucciones, va? Espero que sigamos hermanadas a través de las palabras. Te mando un abrazo muy muy fuerte, hermana.

    Nuria.

    Publicado por mujertaruk | 19 agosto, 2014, 16:56

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: De la Revolucion Sexual con Wilhelm Reich a la Sexualidad Sagrada | Xochipilli - Red de Arte Planetaria - - 4 octubre, 2014

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Contacto

feminidadconsciente@gmail.com Tfno.: 667 78 15 42
youtube

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Más contenidos

Archivos

Imagen de cabecera: Georgia O’Keeffe

A %d blogueros les gusta esto: